top of page
Buscar
  • César G

Gelati Dino se expande e inaugura en Madrid el primero de los 7 puntos de venta que tiene previsto poner en marcha este 2024

El establecimiento es un quiosco en el Centro Comercial Loranca de Fuenlabrada que ha generado 3 puestos de trabajo y que dispone de una máquina que permite elaborar helado fresco a diario.


El punto de venta que Gelati Dino ha puesto en marcha en el Centro Comercial Loranca, en Fuenlabrada (Madrid)
El punto de venta que Gelati Dino ha puesto en marcha en el Centro Comercial Loranca, en Fuenlabrada (Madrid)

La empresa ampurdanesa de helados artesanos italianos Gelati Dino, continúa con su política de expansión y ha inaugurado en Madrid su cuarto punto de venta, el primero de los 7 que tiene previsto poner en marcha durante el 2024. Se trata de un quiosco situado en la zona de restauración del Centro Comercial Loranca, en la localidad de Fuenlabrada. Genera 3 puestos de trabajo y dispone de una máquina que permite elaborar helado fresco cada día. La compañía se marca el objetivo de contar con dos heladerías más en la zona de Madrid antes del verano y de alcanzar la docena en los próximos años, porque considera que ofrece un mercado con muchas posibilidades de crecimiento. Además de este nuevo punto de venta, actualmente también tiene tres más en los barrios de Goya, Cuatro Caminos y desde el pasado mes de septiembre en Argüelles, con una tienda de 120 metros cuadrados con producción propia y un apartado de degustación.  


El nuevo quiosco permite elaborar helado a diario, lo que presenta numerosas ventajas como explica Enric Bofill, Director de Expansión de Gelati Dino Gruppo: “A nivel operativo, hacer helado fresco cada día con tan pocos metros es todo un reto, pero nuestra estrategia de crecimiento pasa por disponer de puntos de venta con obrador. Creemos en ello y es una de las bases de nuestro proyecto. El helado elaborado a diario es más cremoso. Hacerlo de esta manera nos permite también adaptarnos mejor a la demanda y a las necesidades de los clientes del territorio, porque podemos producir sabores con esta finalidad”. 


Otra particularidad es que, a diferencia de otros quioscos, los helados no están expuestos en vitrinas. Se utiliza el sistema de conservación ‘pozzetti’, a partir del cual el producto queda almacenado en el interior de cubetas cilíndricas tapadas que se encuentran repartidas por todo el mostrador. “Es un concepto muy típico en Italia que permite una mejor conservación de la temperatura, el sabor y las propiedades del helado. El producto no queda visible, pero estamos convencidos de que no será necesario porque los clientes una vez lo prueben seguro que repetirán”.


El del Centro Comercial Loranca es el primero de los puntos de venta que Gelati Dino tiene previsto poner en marcha a corto y medio plazo en Madrid y cercanías. “El objetivo que nos hemos fijado es disponer de 12 heladerías en esta zona en los próximos años. Madrid nos ofrece un mercado muy interesante para nosotros y tiene muchas posibilidades de crecimiento. Antes de este verano la previsión es abrir dos locales más, ambos situados en centros comerciales”, añade Enric Bofill. La empresa ampurdanesa tiene la voluntad de abrir durante este 2024 hasta 7 establecimientos en varios puntos de Catalunya, sin olvidar el mercado internacional.


45 años en funcionamiento y más de tres decenas de establecimientos

Gelati Dino se fundó en 1978 y durante 45 años ha ofrecido helados artesanos elaborados a partir de la tradición italiana, con ingredientes naturales escogidos en los mejores territorios a partir de una atenta y minuciosa selección. La compañía produce 450.000 litros de helado cada año y supera los dos centenares de trabajadores, repartidos entre la sede central de Empuriabrava y más de tres decenas de establecimientos en varios países. Las tiendas sirven, de mediana, un helado cada seis segundos y se ubicar sobre todo en la Costa Brava y en ciudades como Girona, Barcelona y Madrid. También hay en Torremolinos (Málaga), Zaragoza, Marrakech (Marruecos), Perpiñán (Francia), Doha (Catar) y desde el pasado mes de junio en Calafell (Tarragona). 

A través de la marca Pavese Gelato Creativo, distribuye helados en la restauración con sabores tradicionales como por ejemplo vainilla, chocolate o sorbetes de fruta, y gastronómicos. Dino también ofrece helados hechos a medida para los chefs y la empresa trabaja para restaurantes con estrella Michelin que buscan sabores curiosos y únicos. Fabrica y prepara ingredientes y productos semielaborados para vender a profesionales del helado artesano mediante la marca Compagnia del Gusto. Y compra los alimentos de origen directamente del productor. Como los frutos secos (pistachos y avellanas) y los cítricos (mandarina y limón), que provienen de la región del Piamonte, de Sicilia y de otras zonas de Italia.

19 visualizaciones

Comments


bottom of page